Quiero separarme y no sé por dónde empezar

¿Sabías que, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), se produjeron 3674 separaciones en España en tan solo 1 año? Sin embargo, a menudo hay muchas dudas acerca de este trámite y, si hay niños de por medio, la situación puede ser complicada para ellos. Por eso, si por tu mente ha pasado lo siguiente, “me quiero separar y no sé por dónde empezar”, es el momento de que sepas qué pasos debes dar. 

Quiero separarme de mi marido, ¿me conviene separarme o divorciarme?

Lo primero que hay que aclarar cuando surgen las dudas con respecto a “me quiero separar y no sé por dónde empezar” es que cuando tienes clara la decisión de que quiero separarme de mi marido esto es diferente a un divorcio. Y es que, en el primer caso, el vínculo matrimonial continúa estando presente, aunque ya no mantengas una relación romántica con la otra persona. De hecho, los bienes tampoco se reparten y, por eso, el trámite es algo más rápido que en el caso del divorcio. Pues, si uno de los miembros de la pareja (ahora expareja) pone trabas durante el proceso, puede llegar a alargarse bastante.

¿Cuándo conviene separarse?

  • Si existe una posibilidad de reconciliación y deseo de volver a vivir juntos.
  • Si todavía existe amor entre la pareja y no se quiere romper de todo el vínculo.

Compartir abogada es la mejor opción

Una vez que se tiene clara la voluntad de ponerle fin a la relación y el pensamiento de “quiero separarme, ¿por dónde empiezo?” es firme, es el momento de iniciar todo el proceso. Para ello, lo idóneo es buscar un abogado o abogada en común para que el trámite sea más barato. No obstante, esto no siempre es posible, sobre todo cuando hay problemas entre la pareja o uno de sus miembros no quiere separarse. En estos casos, puede que no haya otra alternativa que buscar a un letrado por separado. 

En Abogadas Asociadas ofrecemos toda la información necesaria para estos momentos tan difíciles en los que por la cabeza te ronda el “quiero separarme de mi esposo”, pero no sabes qué hacer. Por eso, destacamos la sencillez y cercanía para agilizar todos los trámites, y que puedas empezar un nuevo capítulo en tu vida. Aunque lo preferible es la vía amistosa, a veces, no hay otra forma que hacerlo por la judicial llegado el momento.

Quiero separarme, pero tengo hijos: ¿qué debo hacer?

En ocasiones, el deseo de “me quiero separar y no sé por dónde empezar” se complica por los hijos. Y es que hay muchas dudas sobre el tema de las custodias y de la pensión alimenticia en el momento de tomar esta decisión. Lo que hay que saber es que habrá que elegir el mejor tipo de custodia para ellos. Así que, si quiero separarme, pero tengo hijos, ten en cuenta lo siguiente:

  • Custodia exclusiva: se le concede a solo uno de los progenitores que será, generalmente, el que se quedará en la vivienda familiar.
  • Custodia compartida: los dos progenitores deberán repartirse el tiempo en el que estarán con los hijos quincenalmente, mensualmente o trimestralmente.
  • Custodia partida: es una situación poco recomendada en la que los hermanos se separan. Así unos hijos estarán con un progenitor y los demás con el otro.

Si los hijos son mayores de 12 años pueden decidir con qué progenitor vivir y en el caso de que la custodia sea completa, el otro progenitor puede tener que pagar una pensión alimenticia. No obstante, conviene sentarse y hablar con ellos antes de iniciar todo el proceso de separación para que sepan lo que va a ocurrir y que sean conscientes de que sus padres van a continuar velando por su bienestar. Y es que dentro de lo complicada que resulta esta situación, es importante darles tranquilidad, amor y seguridad.

Contactar con una abogada de familia

Hay muchos profesionales expertos en separaciones y divorcios, pero cuando “me quiero separar y no sé por dónde empezar”, debes saber que lo mejor es elegir a aquellos que estén especializados en separaciones en las que haya menores de por medio, como Inma de Abogadas Asociadas. Ella se encuentra familiarizada con el convenio regulador, los temas de custodia de los hijos y el régimen de visitas, entre otras cuestiones. 

Buscar a una mediadora

Asimismo, Inma también es especialista en mediación, algo crucial en estos casos de separación con hijos. Porque no siempre es fácil llegar a acuerdos, ya que ambos progenitores pueden querer la custodia completa o tener opiniones contrarias sobre los términos de la separación con relación a los menores. Por lo tanto, una mediadora en temas de familia será de gran ayuda para el proceso de separación sea mucho menos complicado.

Superar el miedo a romper el vínculo

Puede que por tu mente también aparezca el pensamiento de “quiero separarme, pero tengo miedo”. Esto es completamente normal, puesto que la rutina se va a romper, así como la relación, y todo cambiará a partir de esa decisión. Sin embargo, a pesar de lo difícil que es esto, en ocasiones, es la mejor opción. Se acabarán las tensiones y discusiones en casa, y los menores podrán vivir mucho más tranquilos, porque sus progenitores ya no tendrán que convivir juntos cuando ya no son capaces de mantener una sana convivencia.


En Abogadas Asociadas entendemos que el deseo de me quiero separar y no sé por dónde empezar puede ser un paso difícil de tomar por las dudas, los miedos y las preocupaciones. Por eso, contar con profesionales que acompañen en este proceso es crucial.